En la calma.

ComparteShare on Facebook1Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0

Por Nilo Julián González Preval (Pintor y escritor cubano)

Hoy me detuve un rato en la cocina donde friego platos y calderos. Termine de limpiar y me detuve en la cocina limpia y pulcra. Los metales dilatados de tanto fuego se contraen y crujen. Hay vapor y humedad y ecos, restos de olores y carnes sajadas. Condimentos….hoy al terminar de limpiar la cocina donde friego platos me detuve un momento y me senté….me hubiera fumado un cigarro, me hubiera tomado una taza de café….me hubiera gustado pero no hizo falta, me bastó con sentarme y respirar y comprender….que ya viví corriendo tras de algo cierto o inventado, real o imaginado, pero siempre detrás de algo inalcanzable y hoy al terminar de limpiar la cocina donde friego platos, calderos, sartenes muy usados, solo me senté y respire….que asombrosa es la vida cuando llega la calma.

Ahora que todo es sorpresa, me asusto de mis miedos.

¿Cómo es posible que me sepa de memoria la palabra soledad? ¿Cómo es posible que pueda repetirla como si tuviera sentido?… Como si fuera real la soledad y se nos llenará de amargura el hueco del alma, la gravedad del ser, la vida entera?

….que sorprendente es la vida.

Ahora que estoy solo en mi sorpresa, nadie sabe lo que siento. Escribo un poco en las redes y uno o dos dan like y comprenden en verdad lo que me ocurre. Es mi hora. Mi brújula. Un giro y un compás en este mar de sangre que es la vida humana….es la madrugada y ha vuelto el pequeño escarabajo negro. Pulido y brillante cruza el cuarto y se refugia debajo de la cama.

Me alegra mucho que él este de visita.

56 total views, 1 views today

ComparteShare on Facebook1Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0

Leave a Comment